CÓMO HACEMOS NUESTRAS RÉPLICAS

Llevamos 15 años trabajando para Museos, Exposiciones temáticas y Centros de Interpretación. Desde el principio nos especializamos en la realización de réplicas de animales ya que, afortunadamente,  la taxidermia está obsoleta.  Una réplica de calidad se consigue con mucho trabajo artístico y manual, aplicando técnicas escultóricas cargadas de paciencia y minuciosidad. Son animales, tienen que aparentar vida.

Así tallamos y modelamos nuestras figuras siguiendo información ortodoxa de la especie, intentando llegar al último detalle, a la esencia del animal.

Nuestras réplicas se basan en una escultura original tallada a mano artesanalmente, no usamos impresoras 3D. Del original sacamos un molde que nos permite producir varias piezas de resina de poliéster y fibra de vidrio que retocamos también a mano. El proceso culmina con la pintura, toda ella hecha artísticamente a pincel con esmaltes acrílicos, y la colocación de los ojos de vidrio. La gran calidad de nuestras réplicas permite su ubicación tanto en interior como en exterior, jardines, patios, etc.

Al seguir un proceso artesanal no hay dos figuras exactamente iguales, numeramos las réplicas para garantizar su exclusividad.